sábado, 3 de agosto de 2013

Piel siempre limpia.

Muchas veces nos maquillamos olvidando el paso más importante pasa conseguir un maquillaje perfecto y natural, limpiar completamente nuestra piel.


El mejor momento para realizar esta limpieza es en la ducha pero siempre se aconseja realizar una limpieza cada noche y cada mañana diariamente. ¿Por qué en estos momentos del día? Por la noche para limpiar nuestra piel de toda la suciedad que lleva después de todo el día y por la mañana por que por la noche es cuando la piel más trabaja regenerando los posibles cortes y produce más grasa.

Pero para cada momento podemos seguir dos rutinas diferentes.


Para la ducha:

1. Rociar el rostro de agua caliente pero sin quemar.
2. Echar en nuestros dedos una gota de exfoliante
del tamaño aproximado de un garbanzo. Expandir por todo el rostro formando círculos, especialmente las zonas más grasas o con poros. Recordad: es nuestra piel la que estamos tratando por lo tanto tratadla con dulzura. Aclarar con agua tibia.
3. Echar la misma cantidad de leche limpiadora y aclarar.
4. (Opcional) Echar la misma cantidad de gel para secar granos o cualquier producto para corregir imperfecciones y aclarar.
5. Para terminar dar un baño de agua fría para cerrar los poros.
6. Cuando se haya salido de la ducha secar la cara y aplicar con un disco de algodón las gotas de tónico a toquecitos suaves para que penetre bien el producto.
7. Y por último, y más importante, aplicar la crema hidratante y en caso de personas mayores de 30 años también aplicar el sérum anti-edad.


Para antes del maquillaje:

Los pasos son los mismos excepto que lo primero es limpiar con un disco de algodón y una gotas de desmaquillador toda la cara para retirar cualquier resto de maquillaje o suciedad muy superficial. Y en este caso el paso 2 y 4 de la ducha no se realiza. Por lo tanto será: 
1. Desmaquillador.
2. Leche limpiadora.
3. Tonico.
4. Hidratante y sérum.


Esta claro que para diferentes tipo de pieles hay diferentes productos pero en general los pasos son los mismos. La limpieza de la ducha debe hacerse una vez a la semana o cada dos semanas porque si se realiza diariamente puede ser demasiado agresiva para la piel.


Siempre podemos hacerlo todo más rápido y sencillo con un limpiador 3 en 1(Con exfolian, leche limpiadora y tónico), pero no siempre se consigue el mismo resultado que con los productos por separado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario